Visita a Casa El Enemigo

Durante el primer día del #MrWinesTour pudimos ir de visita a Casa El Enemigo, el predio ideado por Alejandro Vigil en Chachingo.

En un recorrido inspirado en la Divina Comedia se aprecian algunos viñedos y los salones que componen el “patio delantero” de la verdadera casa de Vigil. El Infierno está dedicado a la cava subterránea.

Photo50

Una vez completada la guiada y luego de probar algunos vinos de los proyectos del “Flaco” Gabrielli y Eduardo Soler (vendrá nota pronto)  llegó el turno de sentarnos a comer.

Casa El Enemigo

Luego de la entrada (foto) pudimos probar una exquisita empanada de cordero acompañada de unas morcillas envueltas y un “alfajor de chorizo” que básicamente era un choripan.

El plato principal? Asado, y realmente quiero destacar que llegado un momento tuvimos que pedir por favor que pare de traer bandejas con carne porque ya no podíamos más. Estuvo muy bien la comida.

Yendo a los vinos propiamente dicho pudimos cenar con el El Enemigo Chardonnay 2012 y con los Gran Enemigo Cabernet Franc 2011. Acá Ale nos propuso una especie de juego ya que estaban disponibles tanto el de Gualtallary como el de Agrelo.

El line-up se completó con el Gran Enemigo Blend. 😉

Gran Enemigo Gualtallary

Dentro de los diferentes temas que pudimos conversar con Alejandro les comparto este fragmento muy interesante, al menos para mi, en donde habla de las similitudes entre el Pinot Noir y nuestro Malbec.

Realmente una jornada intensa en la cual no sólo probamos grandes vinos si no que además pudimos compartir y conocer a un actor destacado de la enología local como lo es Alejandro Vigil.

Gracias Alejandro por todo. Salú!

 

 

6 Replies to “Visita a Casa El Enemigo”

  1. NICOLÁS:
    Estuve hace unos meses en Chachingo… y me subyugó la belleza del lugar !!
    A pesar de que estaban con mucha gente, Alejandro nos dedicó un generoso rato de interesante charla sobre la vitivinicultura argentina actual.
    Realmente, un lugar para recomendar !!
    Abrazo. ROBERTO

No me dejes hablando solo, comentá!