Anna de Codorníu, el cava más vendido en España, ahora en Argentina

Bodega SÉPTIMA, la séptima bodega del grupo español Codorníu – Raventós, presenta desde Argentina y para toda Latinoamérica ANNA de Codorníu.

La bodega más antigua de España, con más de 18 generaciones en la familia, traen a nuestro país, el cava más vendido y destacado de España en sus dos versiones: Anna de Codorníu Blanc de Blancs y Anna de Codorníu Rose.

Anna de Codorníu Blanc de Blancs está elaborado en un 70% con Chardonnay, 15% Parellada y el 15% restante con Macabeo y Xarel lo. Bajo el método tradicional,  posee 15 meses de contacto en botella con sus lías lo que le confiere cuerpo y versatilidad. Es un cava de burbuja fina y persistente, envuelto de notas cítricas y de fruta tropical junto a complejos aromas de crianza y brioche. En boca es cremoso, amplio y persistente.
Anna de Codornìu Rose elaborado con 70% de Pinot Noir y 30% Chardonnay es atrevido,  refrescante, con un cautivador aromas a frutas rojas así como a manzana verde. En boca es cremoso con muy buen equilibrio y 12 meses de contacto con lías.

Bajo la Denominación de Origen  CAVA,  presentan packagings modernos y  elegantes  con sleevers  de color blanco y rosa con el sello de calidad y refinamiento de la bodega que, desde 1551, hace los mejores vinos con burbujas de España.

SOBRE BODEGA SÉPTIMA

Bodega SÉPTIMA es la Bodega argentina del Grupo Codorníu – Raventós. De raíces españolas, perteneciente a la Familia Raventós – quién elabora vinos desde 1551 -, cuenta hoy con ocho bodegas en territorio español, una en Napa Valley, California, USA y SÉPTIMA en Argentina. La misma se ubica en Agrelo, Lujan de Cuyo, Mendoza, al pie de Los Andes. La Bodega, de 5.500 m2 y con una capacidad de 3.500.000 litros, fue realizada con la técnica pirca utilizada por los Huarpes, pueblo originario de la zona, para levantar muros y viviendas apilando piedras en su estado natural.

Todos los viñedos utilizan el sistema de riego asistido por goteo, que permite el control preciso de la humedad del suelo mediante censores y la modificación de la misma en cada sector, garantizando una vitivinicultura de precisión en términos de calidad y medio ambiente.

Quienes visitan la Bodega, tiene la posibilidad de almorzar allí con reserva previa en las terrazas del Restaurant María y vivir el viñedo a través de sus visitas guiadas.

No me dejes hablando solo, comentá!