Qué vino para qué cerveza

Entre tanto análisis y polémicas por la baja del consumo de vino en la Argentina se me ocurrió que podría ser útil este post donde, con ayuda de algunos sommeliers y productores de cerveza artesanal, intento trazar ciertas similitudes entre las variedades de ambos bandos (?).

En parte está inspirado por éste post de Wine Folly y estos pines que encontré por ahí.

También porque sucede, al menos en mi círculo, que muchos bebedores de cerveza no prueban el vino ya sea por temor a su sabor, porque piensan que es más fuerte o amargo y un largo etcétera que incluye la probabilidad de que simplemente no les guste, claro.

La idea no es comparar y asemejar variedades de cerveza y variedades de vino en términos absolutos si no jugar un poco y hacer una asociación libre que quizá impulse a quien le gusta la birra a decir “che, a ver qué tal este vino o aquel otro”.

NO es en contra de la cerveza ni pretendo que quien consume cerveza deje de hacerlo. Las bajas en el consumo de vino van mucho más allá de esto y es materia de discusión para otros posteos.

Parece obvio pero lo explico por las dudas: tampoco es en contra del vino. Algunos piensan que son rivales y, más allá de alguna que otra chicana, lo cierto es que, siempre hablando de cervezas artesanales, tiene varios puntos en común tales como que ambos pueden maridarse con los alimentos, ambos son reflejo del lugar de donde provienen (o intentan serlo) y, según el caso, ambos usan barricas ;).

Así que sin más preámbulos y con los consejos de Roberto Colmenarejo, sommelier, y de Eduardo Maccari, productor de cerveza y propietario de Jerome, vamos a por ello (?).

No me voy a cansar de usar esta foto.

Arrancamos por las cepas blancas y en primer lugar por el chardonnay en el cual cervezas del tipo Blond Ale o Pale Ale pueden encontrar cierta similitud con sus características más oleosas y cremosas. Incluso algunos gustosos de las cervezas de trigo encontraran una buena referencia.

Luego tenemos el sauvignon blanc que puede ser una buena puerta de entrada si el gusto va por el lado de las IPA aunque Eduardo aclara que debería ser así si la cerveza en cuestión es tipo inglesa ya que es más amable que la de estilo americano para la cual sería mejor inclinarse por un riesling.

Vamos para las cepas tintas y la primera de ellas es pinot noir en la cual los amantes de las Irish Red pueden encontrar una buena excusa para probar 😉

Por supuesto que en este pseudo listado no puede faltar el malbec ya que para quienes gustan de las cervezas de estilo Dubbel o Bock es una gran opción. También si prefieren el estilo Amber ya que siempre hay algún malbec goloso disponible. La gama de malbec es amplia y seguramente la mayoría de los estilos que hay en la góndola será una buena elección.

Si el gusto por las cervezas belgas va por el lado de las Quadruppel entonces ahí podrían iniciar su camino vínico con un syrah, en el que encontraran intensidad y volumen.

Para cerrar, y también como una opción para quienes gustan del estilo Quadruppel, no puede faltar el cabernet sauvignon que también, según explicó Eduardo, podría ir muy bien para aquellos que prefieren la Imperial Stout o la Doppelbock alemana.

Lo importante es que siempre pueden convivir. 😉

Como verán opciones hay muchas y seguramente dejé afuera unas cuantas más. También es cierto que el gusto muchas veces es subjetivo y lo que uno cree que pude gustarle a alguien por determinado gusto en otra cosa luego no se condice (?). Se entendió?.

Así que ya saben: para aquellos que gustan de la cerveza y quieren acercarse al vino acá hay algunas opciones. Salú!.

2 Replies to “Qué vino para qué cerveza”

No me dejes hablando solo, comentá!