De ronda por Grinzing

Grinzing

A 30 minutos de Viena, Grinzing es un buen plan si sos fana del vino.

Cuando comencé a planear mis vacaciones uno de los puntos que tenía anotado en el itinerario, además de ir a pinotear a la Borgoña, era visitar el barrio de Grinzing que está a media hora de la capital austriaca.

Puntualmente Grinzing reúne más de 30 de lo que allá se llama Heurigen.

Qué son los Heurigen?

Son tabernas donde cada propietario realiza su propio vino y que comercializa exclusivamente en su heurigen. No están abiertos durante todo el año, de hecho llegué unos días antes del final de la temporada.

Más allá de la nota de color respecto a que hacen sus propios vinos Grinzing es un lindo lugar para recorrer y ver cómo lucían esos lugares hace más de 200 o 300 años.

Grinzing

Para saber si un Heuriger está abierto hay que fijarse en la puerta de entrada y ver si tiene una rama de pino colgando (en la foto de arriba la tiene alrededor del cartel) si está quiere decir que hay vino para tomar 🙂

Y por supuesto también se puede comer…

Grinzing

En mi visita pude ir a dos heurigen. Zum Martin Sepp y Maly´s.

En Zum Martin Sepp probé un Gruner Veltiner y un Weissburgunder, o Pinot Blanc.

Zum Martin Sepp

Vinos bien sencillos, frescos y con acidez bastante marcada.

Zum Martin Sepp

En Maly´s probé un Gruner Veltiner, un Riesling y un Zweigelt, único tinto de la ronda.

Maly´s

El Gruner Veltiner era algo más “gordo” que el del Heuriger anterior.

Maly´s

El Riesling mantenía la línea con volumen aunque con una buena acidez.

Maly´s

El Zweigelt me recordó a un Pinot Noir con madera (mucha) y además lo sirvieron a temperatura ambiente, lo cual le jugó muy en contra. Bastante alcohólico. Sin dudas el más flojo de todos.

Todo en estos lugares son muy pintorescos aunque simples, desde los menú hasta los mismos vinos son sencillos y cumplidores. La gente va a pasar grandes ratos a cada uno de estos Heurigen.

Grinzing

Para llegar a Grinzing pueden ir hasta Schottentor U, una estación céntrica, y tomar el tranvía 38 que tiene unas 14 paradas que completa en media hora aproximadamente. Ya donde llegan salen directamente a la calle principal del barrio.

Salú!



2 Replies to “De ronda por Grinzing”

No me dejes hablando solo, comentá!