Novedades en Manos Negras y Zaha

En esta época del año se da que varias bodegas aprovechan para dar a conocer algunos lanzamientos y nuevas añadas del portfolio que manejan.

Así fue como les conté de las novedades de Trivento y lo que se viene en Altos Las Hormigas.

Hoy es el turno de comentarles una movida que suele hacer el equipo que trabaja con Alejandro Sejanovich a través de Maya García, embajadora en el mercado interno.

Antes de sacar algún vino nuevo hacen este tipo de juntadas para escuchar opiniones y terminar de definir en qué línea irá, en este caso Manos Negras y Zaha.

Concretamente probamos cómo quedaron el Marsanne, que iría a la línea Zaha, y el Gewurztraminer que formaría parte de la línea Manos Negras. Todo esto en Falena Libros, lugar que se merece un post aparte.

Ninguno de los dos tiene crianza en barrica y ambos tienen la maloláctica detenida para conservar acidez. Hay mucho trabajo de contacto con las lías después de terminada la fermentación para ganar volumen y aromas.

Ambos viñedos están en Los Chacayes.

Respecto a los vinos, el Gewurztraminer lo sentí, en aromas, con notas florales y algo de manzanilla. En boca bastante volumen y persistencia en el final.

En el caso del Marsanne en aroma percibí algo de frutas secas, algo de panadería. Fabián, uno de los presentes aportó “pan dulce” ;). En boca es fresco, también persistente y con volumen.

Un placer haber podido probar en anticipo estos vinos y saber que se sigue avanzando en el camino de proponer vinos blancos de calidad y con impronta. Salú!

 

 

No me dejes hablando solo, comentá!